Home / Interesantes / Cansada de ser la Barbie humana decidió cambiar su vida – mira como luce ahora.

Cansada de ser la Barbie humana decidió cambiar su vida – mira como luce ahora.

Seguramente recuerdas a la Barbie Humana, aquella modelo que hace un tiempo se volvió mundialmente famosa debido a increíble parecido con la muñeca de juguete.

Anuncios

Con una rutina de ejercicios y una dieta estricta, así como una serie de cirugías plásticas, Valeria Lukyanova, de origen ucraniano, se convirtió en la imagen de carne y hueso de su muñeca favorita.

Era tal la cantidad de maquillaje que usaba que no parecía humana, su piel y sus facciones correspondían más a las de una figura plástica.

Anuncios

Pues bien, todo parece indicar que Valeria está un poco cansada de ser la Barbie Humana. Según sus propias palabras, el maquillaje le toma horas, se alimenta de vegetales licuados, y pasa horas en el gimnasio; una vida que debe ser en extremo agotador tanto física como psicológicamente.

Anuncios

La modelo ha comenzado a compartir fotografías en donde se le puede ver con un aspecto mucho más sano y natural, parece que ha decidido ser Valeria una vez más para dejar de ser Barbie. En sus redes afirma que esta en contra de la anorexia y que esta a favor de una vida saludable.

  • Compara sus fotos anteriores con las que muestra como es en realidad.
  • Horas y horas de ejercicio le han dado un cuerpo fuerte y tonificado.
  • Dedica su tiempo al arte y deporte. “Adios shopping y maquillaje.”
  • Sus fotos se ven ahora más naturales.
  • Es hermosa sin necesitar tanto maquillaje y producción

No cabe duda que la belleza natural es mucho mayor que la plástica o artificial, pero aún más importante y fuerte es la belleza interior, nuestros valores y los principios que rigen nuestra vida estarán con nosotros por siempre. Si estás de acuerdo comparte esta nota con amigos y familiares y apóyanos con un Me Gusta.

Si estás a favor del cambio no dudes dejar un like y Recuerda dejarnos tus comentarios.

No olvides compartir con tus amigos.