Home / Interesantes / Parece tratarse de una niña nadando, pero si lo miras un poco más de cerca te sorprenderá.

Parece tratarse de una niña nadando, pero si lo miras un poco más de cerca te sorprenderá.

Gustavo Silva Núñez, es un artista plástico venezolano que nación en Valencia Estado Carabobo en el año de 1980, en Venezuela, heredó de sus padre la vena artista que lo característica, ya que ambos padres son también artistas plásticos. Es hijo de Laurencio Silva su mentor y maestro y de Clarisa Núñez, quien le enseñó el arte de escultura y cerámica. Realizó muchos cursos en el Ateneo de Valencia, en la Asociación de Artistas Plásticos entre muchos otros lugares.

Anuncios

No es un artista como los demás. Sus obras son más realistas que la propia naturaleza. Sus personajes favoritos son personas bajo el agua o tatuadas y colocarse junto a ellos para causar un gran efecto visual. Es resultado de sus obras, es realmente increíble a demás de impresionantes, parece que estuvieras viendo una fotografía.

Las obras de este artista venezolano pareciera que tienen vida propia, ya que de pronto sentirás la sensación de que hubo algún movimiento, eso debido a que el artista además de pintar hace que sus lienzos cobre vida propia.

Anuncios

Anuncios

Ha participado en grandes salones de dibujo tanto en Venezuela, su país natal, como en los Estados Unidos, entre los cuales podemos mencionar Salón de Dibujo y Pintura de IPAPEDI en la Universidad de Carabobo en el año 2004 y 2006, Galería Universitaria Braulio Salazar en el año 2006, Galería de Artes Hatman Art Space, Coral Gables, Miami USA, así como en exposiciones colectivas e individuales en el Instituto Docente de Urología.

Ha sido merecedor de importantes reconocimiento, como Primera Mención del Salón de Pintores Jóvenes del Rotary Club, Valencia en 1999, Primer Premio de Dibujo, IV Salón de Dibujo y Pintura de IPAPEDI Universidad de Carabobo, Sala Manuel Feo La Cruz, Valencia 2004 y Primera Mención en el III Salón de Dibujo y Pintura de IPAPEDI Universidad de Carabobo, Sala Manuel Feo La Cruz, Valencia 2003.

Su sensibilidad se ve plasmada en sus obras con un impresionante y maravilloso realismo. Sus últimas obras se recrean cuerpos humanos dentro de una piscina o una tina de agua, las cuales han cautivado al mundo entero por su impresionante trabajo, no solo por la perfección, sino por el trazo de cada detalle del cuerpo humano, así como el detalle minucioso de crear una sensación de movimiento del agua. Comparte esta post en tus redes sociales, con tus amigos y familiares, con la finalidad de que se conozca este artista venezolano digno de exportación.